viernes, 16 de diciembre de 2016

La Esencia


Eres una gota de felicidad
navegando en el mar de mi creatividad,
y no te detiene nada
mi propia encrucijada, resguardada
bajo la luna de tu mirada,
apartada de la maldad
exterior
creo una burbuja, para protegerte
en mi corazón,
transporto un sentimiento tuyo
y se derrama
crea un inmenso mar de sinceridad
donde tu ángel emana,
irradias sencillez y dulzura
un fragmento de ti
sanaría mi locura.

A veces me pierdo
en una paradoja
le cuento a un ángel cuanto te quiero
y se sonroja.

Yo viajaría hasta el final
del infinito, por un trozo
de granito, con tu nombre
escrito,
 así se viven los días
en mi constelación
me inspiraría en tu sonrisa
para dar a esperanza
                                              su mejor definición.                                                               
Y nada me cansa en este valle
te describo con poesía
para que Cupido no falle,
que talle al viento un destino
que al fin me favorezca,
que te agradezca, e ilumine
tu camino cuando oscurezca.

Aria de mi bondad
tu fortaleza
aportarías sutileza, y en belleza
quedarías dispersa,
y con certeza, pregúntate
¿Quien te espera?
mi corazón está abierto para ti
 como la biblia en tu bandera.

Porque será que cada vez que te recuerdo
floto hasta donde Dios
para saber si sigo cuerdo,
trescientas mil vueltas
en tú orbita y no me canso,
hasta el sol añora el calor
de tu abrazo.

Observo al mundo
y lo transformo en arte
corto el viento con mis manos
para dibujarte,
emulo a Prometeo, subo a tu cielo
por un poco de tu fuego interior
                                    y enciendo la fogata que me de calor                                                                
 Así me disculpo
de todos mis errores
cada partícula mía te lleva
como el mejor de sus dones,
tu verdad es infinita,
con tu bondad sana
la flor marchita.

Aterrizo en tu estrella
desafiando al destino
siembro rosas y claveles
en la grieta en tu camino,
y no hay secreto en esta
conexión d sustancias
eres el Big Bang de mi galaxia.

Y si algún día me pierdo
y dejo de ser quien era,
solo acércate a mí, para que renazca
mi bondad verdadera.

 ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::  JJM

2 comentarios:

  1. Jorge... que te puedo decir, si ya lo dijiste todo... y si algún día me pierdo y dejo de ser quien era... quiero decirte que nunca vas a dejar de ser lo que eres, eres un ángel... eres mi ángel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperanza amiga bella, gracias por tus palabras y por estar presente en mi mundo de letras, te mando un abrazo, se feliz.

      Eliminar